martes , 21 agosto 2018
Manejo Emocional De La Declaración De IRPF

Manejo Emocional De La Declaración De IRPF

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

IRPF: Hacer un buen negocio con tu declaración de la Renta, no es difícil. Aprende este año lo que debes hacer para el siguiente, antes del 31 de diciembre.

Como cada año por estas fechas, nos encontramos con la obligación de revisar nuestras cuentas con la administración, con hacienda. Como cada acto que tenemos en nuestras vidas, la forma de manejarlo, de vivirlo por simple que parezca puede tener resultados diferentes, dependiendo de la manera en que lo enfoquemos…

Me refiero a los contribuyentes, a las personas que sin tener unos conocimientos específicos y técnicos, se asoman a sus datos fiscales con las dudas lógicas de quien entra en un “mundillo”, con un lenguaje y conceptos que no son los habituales. Debemos pensar, que en la mente de la administración, está la necesidad de conseguir que aumenten sus datos estadísticos de recaudación y por otra parte en la mente de los contribuyentes está el interés por reducir, en la medida de lo posible, la factura con la administración. Algo que le quita volumen a su patrimonio y que a cambio, va a recibir lo mismo que si no pagara… o eso pudiera parecer.

Lógicamente, en el equilibrio entre una y otra opción y siempre tratando de estar dentro de las líneas rojas que marcan la legalidad, debemos de encontrar un camino.

Antes de nada, debemos descargarnos lo máximo posible del “fastidio” que supone el pensar en el uso que parece que se le dan a los impuestos y que los medios de comunicación se empeñan en repetir una vez tras otra, cada caso de corrupción. Por tópico que parezca, si tenemos las estructuras que tenemos: en sanidad, en carreteras, en servicios de todo tipo, es gracias a todas las personas y empresas que han ido cumpliendo con sus obligaciones tributarias a lo largo del tiempo. Si se ha conseguido una estabilidad social pacífica, ha sido gracias a los políticos que nos han precedido y que actualmente siguen trabajando. No podemos quedarnos en la “anécdota” como si fuera un todo, en todo lugar y momento.

Descargados de este posible “mal humor”, debemos recopilar toda la documentación que se encuentra a nuestra disposición: certificados de empresa, certificados bancarios, certificados de catastro, donaciones, cuotas a sindicatos, partidos políticos… y una vez con toda nuestra información podemos buscar “qué sabe hacienda de nosotros”, lo que llamamos los datos fiscales y partiendo de ahí, comprobar si están correctos nuestros datos personales, familiares en caso de convivencia con ascendentes o descendentes… y de ahí a los datos económicos. Un repaso contrastando nuestra información con la de hacienda, no debería de llevar más de 15 o 20 minutos. Revisar las posibles deducciones a las que podemos tener derecho y las deducciones no agotadas en las declaraciones anteriores y que actualmente podemos deducir… Hacerlo descargados de tensión, puede facilitar mucho el entendimiento de lo que estamos haciendo, llegando incluso a ser como “un juego” de seguir pistas, hasta llegar al final.

Debemos recordar, que hacienda siempre nos ofrece la posibilidad de fraccionar el pago, en dos partes: Una al 60% que se paga el 30 de junio y el 40% restante el 5 de noviembre. Sin intereses, sin más gastos que presentar la declaración domiciliada antes del día 25 de junio.

En el caso que nos salga a devolver, devolver siempre significa volver a su dueño anterior, hacienda no paga más que a sus trabajadores… al resto de contribuyentes les devuelve, si es que de la declaración anual resulta pagada una cantidad superior a la que corresponde. Es entonces cuando devuelve… y puede hacerlo hasta el 31 de diciembre del presente año, si lo hiciera pasado ese plazo y no fuera a causa del contribuyente, hacienda pagará “de oficio” (sin tener que solicitarlo) los intereses que correspondan entre el 1 de enero y la fecha en que efectivamente haga el pago de la devolución.

Por último y como cierre: La declaración de la Renta de las Personas Físicas, es una tarea que a menudo debe ser realizada por un profesional que se comprometa (y firme) sus declaraciones, pero si usted cree que puede hacerla y no caer en sanciones, tómelo como un juego… en el que hay mucho… en juego.

Acerca de OBDULIO BAILADOR RODRIGUEZ

OBDULIO BAILADOR RODRIGUEZ

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×